13 diciembre 2013

RecuperAcción Comunitaria: Un Ejemplo de Acción.

Con un pasacalle carnavalesco, un conjunto de organizaciones comunitarias, sociales y culturales, recuperaron el pasado domingo 8 de diciembre el ex Liceo Metropolitano de Adultos, ubicado en el Barrio Franklin en la esquina de Ñuble con Chiloé, abandonado desde el terremoto del 27 de febrero de 2010. Se ha comenzado con el trabajo de habilitación del inmueble con la intención de recuperarlo para proyectos comunitarios, sociales, culturales y educativos, esto claro, con el descontento de las autoridades que intentan, sin argumentos, desalojarlos del lugar.


El Liceo
El edificio que albergó  al Liceo Metropolitano de Adultos fue construido en 1891, siempre con fines educacionales ha pasado por distintos niveles de enseñanza: escuela básica, media, liceo para adultos e incluso ha funcionado como “Instituto de Desarrollo Comunitario” durante el gobierno de Eduardo Frei Montalva, sin embargo su función educativa cesó luego del terremoto del 27 de febrero del 2010 tras ser declarado el inmueble como inhabitable por su evidente daño estructural, al ser un antiguo edificio hecho principalmente de adobe y madera.
Luego del terremoto el edificio fue desmantelado y abandonado a su suerte, esperando que se cayera a pedazos mientras se transformaba en un foco de drogadicción, violencia y delincuencia, lo que traía un problema para el barrio. Durante 4 años el edificio no recibió ningún tipo de tratamiento, hecho casi normal en la ciudad de Santiago, sobre todo en sus centros históricos donde hermosos palacios son abandonados a su suerte, sin ningún plan de restauración y luego son mandados a quemar por las empresas inmobiliarias para construir enormes cajas de cemento y vidrio, aumentando el macabro negocio inmobiliario en el que está sumergida la ciudad de Santiago.

La RecuperAcción
El pasado 8 de diciembre, luego de meses de preparación técnica y articulación entre organizaciones, se llevó a cabo la acción de recuperación del recinto, o como lo llamaron ellos, la RecuperAcción Comunitaria. Con un pasacalle despertando a los vecinos y una masiva concurrencia se llegó hasta el frontis del edificio, se informó de la situación con altoparlantes y se leyó un comunicado oficial para luego ingresar finalmente al edificio y el trabajo no se hizo esperar.  Casi doscientas personas dentro del ex Liceo en la misión de habilitar el recinto para ser nuevamente usado con fines comunitarios, sociales, culturales y educativos. Se desmalezó, se juntaron escombros, maderas y todo tipo de deshechos y antes de que terminara el día el Liceo ya estaba nuevamente limpio y en condiciones de ser usado, al menos los sectores que no fueron afectados por el terremoto pues los sectores más dañados fueron debidamente clausurados para que nadie sufriera de accidentes.
Mientras se hacia la limpieza, el pasacalle seguía por las calles del barrio informando e invitando a los vecinos a participar de la recuperación, con una increíble acogida de los habitantes del barrio, quienes estaban en un 100% de acuerdos con la acción que estaban tomando y muchos de ellos o bien fueron a ayudar o demostraron de alguna manera su apoyo a la causa, declarando algunos su gratitud por las acciones tomadas ya que el liceo abandonado había convertido al barrio en un foco de delincuencia e insalubridad.

La Represión
Inmediatamente luego de la recuperación comenzaron los rumores de desalojo, los cuales rápidamente se convirtieron en realidad. La Municipalidad de Santiago, de la mano de la Alcaldesa Carolina Toha, quiso intervenir inmediatamente en la situación con argumentos falsos y proyectos fantasmas. El municipio dio la orden de desalojo, que aún no la hace efectiva, argumentando que el edificio estaba completamente inutilizable y con ninguna posibilidad de salvarse, sin embargo, luego de alguna manera su argumento cambió a que ese edificio se iba a rehabilitar para convertirlo en un Centro de Salud Familiar (Cesfam) contradiciendo lo anteriormente dicho. La verdad aquí es que ninguno de esos argumentos es real y que simplemente es una persecución represora hacia los movimientos sociales y comunitarios pues en este país al parecer no es posible realizar ningún proyecto si es que no es por medio de una figura institucional como lo es el municipio, es más, el municipio usó la misma estrategia comunicacional del gobierno en estos casos: “hemos llamado al dialogo pero ellos se niegan” la realidad es que el municipio quiere dialogar una vez que haya sido abandonado el edificio y eso es algo que las organizaciones no van a permitir.

La Respuesta
Es verdad que el Liceo se abandonó luego de los daños sufridos en el terremoto, sin embargo el daño estructural no es total. RecuperAcción Comunitaria, meses antes de la recuperación, ya habían estudiado el asunto, consiguieron los estudios pertinentes sobre el daño en el inmueble, los cuales arrojaban daño estructural solo en un ala del edificio, quedando otras áreas perfectamente utilizables. Además es posible hacer trabajos de recuperación para dejar el edificio en uso completo. ¿Y que hay sobre el proyecto del Cesfam? La verdad es que no existe y nunca existió. El municipio dijo que habían realizado cabildos barriales en los que los vecinos solicitaron un Cesfam, pero dicha instancia de participación nunca existió, no existe un proyecto, no existe licitación, no existe ni siquiera una mención en algún acta, peor aún, existe un Cesfam a escasas dos cuadras del lugar por lo que lo convierte en algo completamente innecesario. Realmente el municipio no tiene argumentos válidos para desalojar a esta iniciativa comunitaria y mucho menos cuando realmente todo el vecindario está de acuerdo con lo que se está haciendo, dejando en claro que esto no es más que una mera persecución represora hacia cualquier forma de organización.

La Propuesta
La idea no es solo participar de los talleres, que ya se están haciendo, sino a construir una nueva realidad barrial, donde el sentir comunitario sea el principal impulso para la toma de decisiones y para las acciones a seguir en un espacio pronto a ser abierto y que debe pertenecer a todos mientras todos se involucren.
La propuesta es construir escuela libre y comunitaria, realizar talleres de diversos temas, a compartir experiencias, es tener un lugar donde desenvolverse y donde poder encontrarse, la propuesta contempla no solo lo que ocurre dentro del edificio sino totalmente lo que ocurre afuera de él, en el barrio, en la casa del vecino, en la calle, a construir los lazos sociales y las redes de apoyo que una comunidad necesita para hacerse fuerte. La propuesta contempla la generación de huertos y áreas verdes que tan escasas son en la zona, convirtiendo los espacios vacíos del patio del liceo en huertos donde la comunidad pueda sembrar y cultivar sus propios alimentos. Y finalmente la propuesta es a que nuestros niños tengan los espacios necesarios para desenvolverse y aprender lo que realmente les sirve para la vida.


La RecuperAcción Comunitaria realmente es un ejemplo a seguir, no solo por sus ideales, los cuales están muy cerca de lo que muchos de nosotros queremos alcanzar, sino también por el modo en que se llevó a cabo, la preparación que se tuvo, el nivel de participación alcanzado y la cantidad de apoyo recibido, que durante la primera semana ya ha sido mucho.
La invitación es a sumarse a esta muy bonita cusa, pero no a la del Liceo en exclusiva, la invitación es a tomarla como ejemplo y sumarse a las causas comunitarias de tu barrio, a reactivar tu vecindario, a recuperar los espacios abandonados y convertirlos en lo que los vecinos realmente necesiten. La invitación es a actuar!


Video Gentileza de El Piño Comunicaciones

IMÁGENES DEL PRIMER DÍA DE LA RECUPERACCIÓN