22 diciembre 2014

El Cerrito


“Desde la semilla germinamos raíces y crecemos en ramas” esa fue la consigna de Germina La Florida desde el principio, y ahora que terminamos este 2014, a mediados de nuestro segundo año de vida, podemos estar orgullosos de decir que hemos logrado que las raíces se aferren y que las ramas crezcan.

El segundo semestre del 2014, ha estado marcado para Germina La Florida, por la Recuperación del Cerrito. El Cerro Jardín Alto, es uno de los cerros isla de Santiago, asediado por las inmobiliarias y abandonado por más de 20 años, se convirtió en un foco de delincuencia, drogadicción, basurales e incendios forestales. Este espacio no siempre fue así, antes era un lugar donde la familia podía pasear y disfrutar. Hoy estamos cada vez más cerca de lograr recuperar este lugar como un parque para toda la comunidad y un corredor biológico para La Florida.

Semana tras semana, decenas de vecinos y vecinas han llenado El Cerrito para realizar trabajo comunitario con sus propias manos: limpiándolo, ordenándolo, plantando flores y hierbas medicinales, construyendo estructuras, bancas y mesas, y compartiendo historias y saberes entre tod@s. Hemos logrado resignificar un espacio antes considerado negativo, a un espacio de muchas oportunidades de aprendizaje y realización social. El Cerrito, jornada tras jornada, se ha ido convirtiendo en un Parque Comunitario.

La Semilla son los niños y niñas
En cada una de las actividades que ha realizado Germina La Florida en este año y medio de vida, se ha puesto especial énfasis en la educación ambiental, apuntando a las nuevas generaciones quienes son los que cuidarán este planeta cuando nosotr@s, los adultos del presente, ya no estemos. L@s niñ@s son la semilla, a ellos hay que cuidarlos y protegerlos, enseñarles, regarlos para que puedan crecer grandes y tener raíces fuertes.

El pasado Domingo 21 de Diciembre -día del solsticio de verano y luna nueva- realizamos la 13va Jornada de Recuperación del Cerrito, la cual estuvo exclusivamente dedicada a l@s niñ@s del barrio y de La Florida. En esta ocasión realizamos muchos juegos, guerrilla de bombitas de agua para el calor, un taller donde conocimos los diferentes animalitos del parque, cuenta cuentos y terminamos la jornada con una fluida música en vivo con la que quedamos recargados luego de tanto trabajo. Fue una jornada familiar en la que los papás y mamás disfrutaron de ver a sus hijos jugando libres en la naturaleza y aprendiendo a cuidarla y quererla.

Se necesitan raíces fuertes
La comunidad, el habitante del territorio, sabe mejor que nadie qué es lo que necesitan para su bienestar. Es por eso que siempre buscaremos la participación de la comunidad en cada una de las acciones que hagamos, pues son ell@s, los vecin@s, los que han vivido en el territorio por años y conocen mejor su historia. 

Los usos se respetan, si el Cerro Jardín Alto era antes “el Bosque”, volveremos a transformarlo en bosque, Si la gente lo usaba de parque, un parque será. Las raíces de esté gran árbol que está creciendo, poseen la historia, la sabiduría y el espíritu de nuestros antepasados que trabajaron la tierra y la poblaron para cuidarla y ser uno con ella. Es por eso que queremos recuperar las raíces y generar nuevas raíces fuertes que se queden aferradas a la tierra y sepan contenerla y cuidarla.

…Y crecemos en ramas.
Germina La Florida no nació de la nada, no es más que una rama de un árbol mucho más grande y no somos l@s unic@s. Hermán@s como la Red Precordillera, Huerto Comunitario La Berenjena, BibliotecaComunitaria el Amaranto, Rincón Mágico, Aprende Botánica, No Alto Maipo, No MásTala y much@s much@s más, son cada un@ una rama de este gran árbol que llamamos vida, ese árbol que nació de una semilla revolucionaria, que tiene raíces fuertes de culturas ancestrales, que crece en gigantescas ramas llenas de hojas, empujando y llenando de verde a los empresarios y políticos que nos talan, queman y nos dejan sin agua.

Hoy, El Cerrito es algo más que un proyecto comunitario de Germina La Florida, hoy se transforma en esa semilla entregada a la tierra con las propias manos de la comunidad que ahora se enreda y asciende para buscar la luz del padre sol en la altura. Hoy el Cerrito tiene un nuevo Logo que identifica de sobremanera el sentir de la comunidad respecto a este gran proyecto, que crece más y más para verse convertido en un nuevo Parque Comunitario en La Florida.

Queremos invitarlos a todos  y todas a participar de este gran proyecto, un proyecto de vida, para los niños y niñas, para las nuevas generaciones, para los "ya vividos" que se ven rejuvenecidos y vibrantes con esta gran energía comunitaria. Queremos invitarlas a que estén, a que tomen su herramienta, su conocimiento y su energía para convertir este espacio en un lugar para todos y todas.