19 enero 2016

Dentro de una Nube Tóxica

Esta mañana los habitantes de la región metropolitana despertaron dentro de una gran nube de humo tóxico proveniente de un gran incendio en el Relleno Sanitario Santa Marta, en San Bernardo. El sector Sur de Santiago ha sido el más afectado. Como siempre, este desastre se pudo haber evitado y hay mucho que hacer para que no vuelva a ocurrir.

Mientras el gobierno, a través del Intendente de la Región Metropolitana, Claudio Orrego, le baja el perfil a la situación diciendo que "El humo no es tóxico ni peligroso" y que "la calidad del aire es regular", miles de capitalinos comienzan a sentirse mareados, con picazón en los ojos y garganta, sobre todo los habitantes más cercanos al incendio, como lo son las comunas del sector sur. Los expertos del Colegio Médico y otros entendidos insisten en que claramente la nube de humo proveniente de la combustión de la basura del Relleno Sanitario es de carácter tóxico, que hay grandes riesgos para la salud de las personas, desde irritación de la vía aérea, obstrucción respiratoria, hasta el riesgo de cáncer a largo plazo, esto dependiendo de qué sea lo que se está quemando. Según la intendencia, lo que se quema es “solamente material orgánico” pero ante el evidente olor a plástico quemado y la inexistencia de fiscalización en dicho vertedero ¿cabe la duda de que hay mucho más que se está combustionando?

El incendio se originó el día Domingo y no se ha controlado aún. Ante la imposibilidad de apagarlo usando agua -porque esto contaminaría aún más las napas subterráneas con la infiltración de agua contaminada- Bomberos señala que el incendio será controlado en 2 o 3 días más.

Un Vertedero Bastante Irregular

Antes de la instalación de este Vertedero, hubo una gran oposición de la comunidad previendo los problemas ambientales que eventualmente traería, además de los malos olores que afectan directamente a los habitantes del sector, no solo del vertedero en sí, sino de los camiones de basura que circulan constantemente por sus calles. Pese a incesantes protestas y acciones legales, el vertedero –que se llamó provisorio en su momento- fue aprobado e instalado con bastantes irregularidades. Además hace bastantes años que este vertedero no había sido fiscalizado lo que hace más grave este caso.

El Vertedero Santa Marta está inmerso en el Cerro Lonquén, un lugar -que junto con el Cerro Chena- es Sitio Prioritario para la Conservación de la Biodiversidad, esto de por sí ya contraviene la lógica de conservación, contaminando no solo el aire, sino también el suelo existente en estos cerros cubiertos de Bosque Nativo y gran biodiversidad, pudiendo dañar gravemente a plantas y animales del sector.

¿Son Necesarios Los Vertederos?

La emergencia ambiental en la que estamos inmersos en estos momentos, podría haberse evitado. Primero, el Vertedero nunca debió instalarse en tal área de riesgo para la población y el ecosistema, y Segundo, una vez instalado debió haber tenido la debida fiscalización para evitar estos problemas.  Pero yendo mucho más allá, de existir la debida educación ambiental en nuestro país y los debidos sistemas de reciclaje, no sería necesario que existan Rellenos Sanitarios para desechos domiciliarios. La gran mayoría de los desechos que generamos cotidianamente, pueden ser separados, llevados a centros de reciclaje, o podrían ser reutilizados para otros propósitos.

Una gran medida que debiese comenzar a adoptarse en todos los municipios de Chile, es el de generar Compostaje Comunal, como lo hace la Municipalidad de La Pintana, en el que la gente separa sus desechos orgánicos y estos son recolectados, junto con los desechos de las Ferias Libres, para así generar Compost, es decir, tierra fértil para ser usada en Parques y Plazas y así evitar usar químicos como la Urea para fertilizar la tierra.

Más Árboles para Descontaminar

Las presente emergencia quizás sea un hecho puntual, pero la contaminación del aire en Santiago es una realidad que ahora solo se ve agravada. En La Florida hemos sufrido sistemáticamente la Tala de cientos de árboles urbanos, auspiciada por la Municipalidad de La Florida, con la cual estamos cada vez más expuestos a la contaminación del aire. Y en el resto de Santiago, miles de árboles son demochados año a año dejando solo un tronco sin hojas que ayuden a generar oxígeno.

Es necesario que repongamos los árboles que nos quitaron, que plantemos principalmente Árboles Nativos que resisten mejor el clima y limpian el aire incluso en invierno cuando otros árboles pierden sus hojas. Es hora de que las personas nos hagamos cargo de nuestro territorio y de nuestro aire.

Esperamos que esta tragedia nunca más vuelva a ocurrir, pero aun así, debemos estar preparados.


A RECICLAR, A COMPOSTAR Y A PLANTAR ÁRBOLES NATIVOS!