29 octubre 2016

La Familia de los Chilcos

Queremos agradecer el gran gesto de esta familia, que desinteresadamente reprodujo y repartió por todo Santiago una planta muy importante en nuestro país, pero quizás poco conocida en la zona central. Les contaremos la historia de este grandioso regalo y de la importancia de este arbusto nativo que puede ayudar a recuperar una especie en peligro.

Llegaba el invierno y Sergio comenzaba los trabajos de poda en su parcela de Nos, en San Bernardo. Una tarea habitual en esas fechas. Al terminar de podar uno de sus arbustos decidió no tirar las ramas a la compostera, sino tratarlas como Esquejes o Patillas para de esta manera reproducir masivamente esta especie. Se trataba del Chilco (Fuchsia magellanica), un hermoso arbusto florido, nativo de Chile y más frecuente en el sur, pero también presente en la zona central.


La gran mayoría de sus esquejes brotaron y decidió regalarlos. Acudió al grupo de Facebook "Gratisemillas", una comunidad virtual en la que con gran amabilidad se comparten semillas, plantas y conocimientos, de forma desinteresada y en pos de la Soberanía Alimentaria y la vida comunitaria. Con este espíritu, Sergio comenzó a ofrecer los esquejes, para así propagar esta especie por la ciudad de Santiago.

La gran sorpresa fue que junto a su compañera, su hijo e hija pequeños, decidieron repartir ell@s mism@s los arbustos por toda la ciudad, y así durante toda la tarde de este martes estuvieron entregando casa a casa, este bello regalo. Desde Nos pasaron por Puente Alto, La Florida, Renca y hasta Maipú, cruzando todo Santiago en este gran esfuerzo de hacer de esta ciudad un lugar más florido y amigable con el ecosistema.


Queremos de esta manera agradecer este gran gesto que seguramente cambió la vida de muchos que ahora podrán disfrutar de los grandes beneficios de este arbusto nativo.

El Chilco y sus características

Nos interesa que los afortunados que recibieron este hermoso regalo, y tod@s quienes quieran reproducir esta especie, conozca su importancia y los cuidados que debe tener para que crezcan y florezcan.

El Chilco, conocido también como Fucsia, es un arbusto Nativo de Chile, presente también en la patagonia argentina. Crece aproximadamente 4 metros de alto y es muy frondoso. Su principal característica son sus bellas flores rojas de 4 pétalos que cuelgan como Copihues.

Su nombre común proviene de la voz Mapudungún "Chillko" que habla de algo aguachento o en el agua. Y es que esta planta es más común en el sur de Chile donde llueve más, y crece generalmente en los bordes de los ríos y lagos con las raíces en el agua. En la zona central es mucho más caluroso y seco, por lo que solo se le puede encontrar en quebradas y esteros en la cordillera. Sin embargo se usa mucho de planta ornamental y como cerco vivo.

Ya sea para ornamentación, para consumo o cualquier otra razón, es muy importante que se riegue todos los días de forma abundante y tenerla en un lugar con harta sombra si se planta en Santiago o en la zona central, ya que el calor del verano puede afectarle mucho si no se riega constantemente.

El Chilco además es una planta ideal para los huertos ya que se trata de un arbusto comestible, así es, luego de la hermosa flor, da un fruto negruzco con un dulce sabor. Pero no solo es comestible, sino también medicinal ayudando a las mujeres a disminuir los dolores menstruales. También es usado como un tinte natural para lanas y telas.

Ayudando a un Abejorro en Peligro de Extinsión

El Chilco es un arbusto que da unas flores que son muy atractivas por su color y aroma, por lo cual es muy melífera, atrayendo toda clase de polinizadores. No solo atrae insectos benéficos, si gustas de tener aves nativas en tu jardín, el Chilco es una planta muy apetecida por los picaflores, por lo que incluir esta planta en la ciudad ayuda a generar corredores biológicos.

Pero lejos lo más importantes es que el Chilco es uno de los alimentos favoritos del Abejorro Chileno (Bombus dhalbomii), el abejorro más grande del mundo y que lamentablemente está en peligro de extensión gracias a la introducción del Bombus terrestris, abejorro que desplazó al Nativo y le quitó su alimento. El Abejorro Chileno tiene la particularidad de ser el único abejorro que vive en colmenas, como las abejas, teniendo Reinas y Obreras lo que, sumado a su gran tamaño para cargar más polen, lo hace uno de los mejores polinizadores de la flora nativa y también la agricultura.

<<Si quieres saber más del Abejorro Chileno, visita la web de nuestr@s amig@s "Salvemos Nuestro Abejorro" o reporta un avistamiento en este Grupo de Facebook.>>

No podemos perder esta importante especie de abejorro y la propagación de los Chilcos son una excelente forma de ayudar a mejorar el dañado ecosistema, por lo que este regalo fue realmente importante para la ciudad de Santiago y esperamos que quienes lo recibieron los cuiden debidamente. Por nuestra parte intentaremos seguir el ejemplo de Sergio y su familia, reproduciendo ésta y más especies para regalarlas y ayudar a hacer que La Florida sea una comuna realmente florida.