26 enero 2017

A Reforestar Chile con Nativos

Chile se está quemando, cientos de miles de hectáreas de bosques y plantaciones forestales están siendo arrasadas por las llamas y las ciudades se están cubriendo por una gran nube de humo. ¡Es hora de actuar! Cerca de 250 personas acudieron al llamado de “Reforestemos con Nativos” en su primera asamblea en el Parque Forestal en Santiago. En regiones también se están organizando para realizar una reforestación masiva con especies nativas luego de que cesen los incendios.


Llevamos semanas de este primer mes del año gregoriano y el fuego no ha parado desde el primer día. Así ya se han consumido cientos de miles de hectáreas, en su mayoría plantaciones forestales de Pino y Eucaliptus, pero también mucho bosque nativo. La indignación y el dolor es muy grande, al igual que la preocupación y las ganas de ayudar, sin embargo el combate directo de incendios sin control es algo riesgoso incluso para profesionales y no es algo en que se puede improvisar.

Perdiendo Nuestra Biodiversidad
Para las personas más conectadas con la tierra existe una preocupación específica: La pérdida de biodiversidad. La extinción de especies endémicas y nativas de nuestro territorio es inminente si el modelo político-económico continúa fomentando económicamente la producción de monocultivos forestales con especies altamente dañinas y peligrosas para el ecosistema. Sin entrar en detalles que podrán encontrar en otras notas sin dificultad, ya es sabido que las dos principales especies forestales, el Eucaliptus (Eucalyptus globulus) y el Pino (Pinus radiata), son especies altamente invasoras, que no permiten la regeneración del bosque nativo ya que consumen cantidades gigantescas de agua, secando las napas freáticas y consumiendo todos los nutrientes de la tierra, dejando un suelo degradado casi irrecuperable. Especies que además son muy inflamables por las características intrínsecas de sus hojas y cortezas, sumado a su gran acumulación de hojarasca seca que no se descompone fácilmente. Ha sido la presencia de estas especies las que han hecho que los incendios se propaguen descontroladamente, arrasando con poblados y localidades, dejando a miles de personas sin vivienda e incluso víctimas fatales, teniendo como únicos responsables a las empresas forestales y al Estado que las ampara.

Sin Árboles Urbanos que limpien el aire
Mientras tanto el Bosque Nativo se sigue degradando, en las ciudades se continúa con otro modelo de negocios muy dañino, el de la mantención de áreas verdes, ese que “poda” innecesaria y exageradamente árboles que no lo necesitan, en épocas no recomendadas que terminan debilitando el árbol hasta su muerte. Esa que tala árboles (muchas veces nativos) para reemplazarlos por Palmeras u otros árboles exóticos como el Plátano Oriental, el Liquidambar o Tuliperos, en un ánimo arribista de querer asemejarse a Miami o a tener un “Otoño Americano” con hojas caídas, en un ecosistema donde los Árboles Nativos se adaptaron por millones de años para no botar sus hojas y retener la humedad en un ambiente de sequedad prolongada.

Y hablando de falta de árboles u hojas, con las olas de calor y altas temperaturas comenzamos a echar de menos esa sombra que nos cobije en una esquina o en una plaza. En invierno echamos de menos las hojas e los árboles para que limpien el aire contaminado, pero ahora estamos en una situación mesclada de altas temperaturas y una pésima calidad del aire que no se puede respirar producto de la gran cantidad de incendios, y nuevamente sin árboles para que lo limpien.

Es curioso pensar que no han decretado Preemergencia Ambiental como lo hacen en invierno con estas mismas condiciones, pero cuando las medidas a tomar son la restricción vehicular (casi no andan autos en Santiago en verano) y la prohibición de realizar educación física en los colegios (que en verano están de vacaciones) se entiende que la ineptitud de las autoridades no quieran referirse siquiera el tema, ya que no tienen medidas reales para enfrentar esto.

Las medidas reales para enfrentar esta crisis vienen desde la gente

A raíz de la catástrofe ambiental, muchos grupos de personas anónimas comenzaron a preocuparse por los pasos a seguir después de los incendios y la forma de ayudar al ecosistema sin exponerse innecesariamente al peligro de las llamas. Así nace al unísono en diversos sectores del país el grito de “Reforestemos con Nativos”.

Ayer a eso de las 19:00 hrs. En el Parque Forestal de Santiago se encontraron más de 250 personas para comenzar a levantar un movimiento social de reforestación nativa. Durante la jornada se trabajó en comisiones que abarcaban desde la Educación referente a Flora y Fauna Nativa y la Reforestación, hasta la discusión política respecto a las leyes y ordenanzas que impiden un desarrollo natural tanto en los bosques como en las ciudades.

Así mismo ya se están organizando en otras ciudades como Curicó y Chillan para generar organizaciones locales territoriales en pos de una reforestación nativa de los territorios afectados, que impliquen una recuperación ecológica de los suelos degradados y la inclusión de especies nativas en el arbolado urbano.

Hacemos la invitación a la gente de regiones y de otras localidades para generar sus propios movimientos, solo hace falta la voluntad, la información se puede compartir y desde Santiago al menos se tiene la intención de colaborar con lo que sea posible para potenciar a otras iniciativas locales.

EL PODER ESTÁ EN NUESTRAS MANOS
¡NO MÁS MONOCULTIVOS FORESTALES!
¡NI UN ÁRBOL NATIVO MENOS!

Si quieres apoyar las iniciativas te recomendamos unirte a los siguientes grupos de facebook:
CHILLÁN: Campaña"Reforestemos con nativos y frutales" en Ñuble