04 abril 2017

¿Qué tipo de plaza hará en El Panul?

Hace algunos meses, l@s visitantes del Bosque Panul se sorprendieron al ver que el acceso y el lugar usado normalmente como estacionamiento estaba completamente cercado. La Inmobiliaria Enaco, dueña del predio y responsable de la construcción de casas en ese sector es quien cerró el lugar, ya que ahí deben construir una plaza como medida de mitigación. Ahí es donde nos surge la duda ¿Se hará el mismo tipo de plaza del sector o se realizará algo más acorde al bosque nativo?

El Bosque Panul está dividido en al menos 3 fundos, de los cuales 2 de los dueños son inmobiliarias. El sector de la entrada habitual de calle Las Tinajas corresponde a la Inmobiliaria Enaco, la cual ya ha desarrollado en la parte baja varios proyectos inmobiliarios, incluidos Jardines de la Viña y Cumbres de la Viña, este último es el más cercano al Bosque Panul y el cual se ha estado terminando en los últimos meses. Junto con la construcción de viviendas, la inmobiliaria debe “aportar a la comuna” con espacios públicos, que por lo general consiste en plazas construidas en los lugares donde no se permite construir viviendas y las aprovechan como medidas de mitigación.

En este caso el sector colindante a la Quebrada de Santa Rosa corresponde a un área de restricción por riesgo, por lo que no se puede construir viviendas pero si equipamiento y es ahí donde ejecutarán la nueva plaza. Este lugar, habitualmente usado como estacionamiento para acceder al Parque Panul, corresponde aún a Bosque Nativo, pese a su extremada erosión y compactación por el constante paso de vehículos motorizados, así como su contaminación por la basura que deja la gente inconsciente. Pese a esto, aún se puede encontrar gran cantidad de flora y fauna nativa viva en el lugar.

Carpinterito (Veniliornis lignarius) en árbol seco del lugar.
Las Plazas Ya Existentes

Este tipo de plazas ya se han realizado con anterioridad en el sector. Sin ir más lejos, la continuación hacia abajo de este lugar al borde de la quebrada, fue implementada como plaza hace algunos años luego de terminar la etapa anterior del proyecto inmobiliario. Haciendo en breve recorrido por esta plaza, encontraremos una deficiente planificación y una paupérrima ejecución.

La formula utilizada es la misma usada en todas las plazas de La Florida: Un pequeño espacio con Pasto mal cuidado, gran cantidad de especies exóticas, y una exagerada cantidad de Maicillo. Esta Formula, deficiente y con una mirada cortoplasista, carece aún más de sentido en un terreno en pendiente, ya que todo el material sólido puesto en la superficie, tiende a descender a zonas más bajas junto con el agua de lluvia o de riego.

Derrumbe de Maicillo:

El Maicillo es un material rocoso de uso paisajistico compuesto de roca granítica molida. Para la creación de este material se destruyen miles de hectáreas de cerros, arrasando con su bosque Nativo. Este material no tiene mayor uso que el de secar la tierra y evitar el crecimiento de plantas para así disminuir el gasto en riego, pero ciertamente es de muy mal gusto ya que las supuestas Áreas Verdes están transformadas en Áreas Café por el sobre uso de este material, dejando zonas demasiado secas, calurosas y sucias, que no invitan a hacer uso de ellas.

Foto 1: Derrumbe de Maicillo cubre la calle. Foto 2: Cárcavas de Maicillo y derrumbe sobre el pasto.

Este material puesto en pendiente tenderá a rodar cerro abajo hasta llegar a una parte plana, es así como en todo el sector de Jardines de La Viña podemos notar grandes grietas provocadas por la degradación que este material provoca en el suelo, sumado a la erosión del agua de lluvia y riego. Grandes cantidades de maicillo se acumulan en las calles tapando alcantarillas y provocando inundaciones. (Luego estúpidamente vuelven a rellenar las grietas con más maicillo).
Grandes cárcavas se han generado en las plazas en pendiente cubiertas de maicillo.

Pasto sólo donde se vea:

El Pasto puede ser de doble filo, si bien es un noble y fresco vegetal que invita a ser pisado, a sentarse y jugar en él, también requiere de mucho riego para mantenerlo. Riego que en La Florida hay sólo para los sectores acomodados, ya que el resto se tiene que conformar con Ladrillo Molido. Por lo tanto si se decidió poner pasto hay que hacerse cargo y mantenerlo, cosa que el Municipio se negó a hacer en el sector.

Las plazas actuales al borde de la quebrada sólo tienen riego y mantención en el pasto que se ve desde la calle. Sin embargo subiendo la loma y acercándose a la quebrada, se aprecia que el pasto está seco y muerto, lleno de maleza y basura pues se les negó el riego y la mantención. Recordemos que en La Florida las Plazas están hechas para ser vistas desde los autos y no para ser usadas por las personas y mucho menos con un fin ecosistémico.

Transición de la calle a la quebrada.
Un árbol nativo cada 30 introducidos:

Hay que ser francos, se agradece que en el sector hayan considerado plantar algunos árboles nativos como Quillayes y Maiténes, pero son contados con los dedos. Estas plazas están acompañadas principalmente de cientos de Liquidambar (plantados recientemente) y una alarmante cantidad de Plátanos Orientales. 

La mirada cortoplacista del paisajísmo hace preferir árboles que crezcan rápido, que se vean como en el render del Autocad y que son dañinos para la población y el ambiente, antes que preferir arboles adaptados por millones de años al clima local y que entregan muchos más beneficios ecosistémicos.

Cientos de Plátanos Orientales se suman a otros cientos de Liquidambar y Tuliperos.
La Responsabilidad de la Inmobiliaria y el Municipio

La construcción de esta nueva plaza aún no ha comenzado, si bien ya van meses desde el cierre del sector, las obras esperan de una orden superior para ser realizadas.

Las obras las debe realizar, con sus recursos, la propia empresa inmobiliaria Enaco. La misma que para construir su ultimo proyecto en el sector, taló 5,24 hectáreas de bosque nativo, lo que fue denunciado por los vecinos y castigado por la entidad competente.

Sin embargo, el diseño de esta nueva "área verde" está encargado al municipio de La Florida. Vale decir, las obras no comenzarán hasta que los encargados de las áreas verdes municipales entreguen el diseño que ellos quieren para la comuna y este sea aprobado por el archicuestionado alcalde Rodolfo Carter. Para esto es necesario considerar que serian las mismas autoridades municipales que llevan años talando ya más de 700 arboles en la comuna, incluyendo muchos arboles nativos, y que además ha presentado diseños y ejecuciones de pésima calidad en los nuevos "parques" que se han construido.

Sabiendo todo esto ¿qué podemos esperar de la inmobiliaria Enaco y el municipio de La Florida? Nos atrevemos a decir que para perpetuar un modelo de negocio rentable, seguramente hagan más de lo mismo.

Aún queda mucho por salvar

El catastro en terreno realizado por el equipo de Germina La Florida, encontró que en el sector que sería intervenido aún quedan 40 árboles nativos y otros 7 introducidos que aún están vivos. A la par de muchos arbustos y renovales de árboles nativos. Durante el catastro también se observaron diversas especies de aves que aún habitan este lugar de 10.600 metros cuadrados.


Muchos de los árboles aún vivos en el lugar son Espinos (Acacia caven) un árbol basureado por las empresas extractivistas y sus respectivos profesionales, pero que es realmente uno de los árboles más importantes para el desarrollo y madurez del bosque nativo de la zona central. 

Es de esperar que para realizar su nueva plaza, talen al ras todos estos árboles, tal y como ya lo hicieron con anterioridad en las plazas anteriores. Es por esto que será necesario defenderlos de la eventual tala masiva, de esas que al municipio de La Florida les encanta realizar.

Propuesta de Plaza-Bosque

El lugar en cuestión está bastante deteriorado. Con el suelo compactado por el paso de vehículos, su flora disminuida y una gran cantidad de basura. Si bien la comunidad se ha dedicado por años a limpiar y proteger este lugar, la culpa de que este siga así es del Estado que se ha negado a darle protección oficial y convertirlo en parque.

Pese a esto, siempre ha existido el anhelo de la comunidad de convertir este espacio en el camino de transición entre la ciudad y el bosque nativo que es el Panul. Para esto, la formula clásica para la plazas -que ya probamos deficiente y mediocre- no debería aplicarse más.

La propuesta es simple: Mantener los árboles y arbustos ya existentes, potenciar la flora incorporando sólo árboles nativos del sector, y considerar un sólo sendero que lleve desde la parte baja hasta la entrada del futuro Parque Panul.


El Sendero no es necesario que esté demarcado con Solerillas, sino que pueden ser simples rocas extraídas de las construcciones aledañas y por supuesto sin usar Maicillo, sino que dejando la tierra natural del lugar, permitiendo así una normal infiltración del agua.


Se podría incorporar algunos parches de Pasto rodeando los arbustos ya existentes y por supuesto, ya que se trataría de una transición, instalar equipamiento como bancas y luminaria.

De realizarse esta plaza como quiere la gente y como sugiere el sentido común, ésta podría convertirse en la plaza que más aporte al ecosistema de toda La Florida, así como la más fresca y sobre todo, la más útil.

¿Podemos esperar que esto suceda? Quizás lo mejor sería comenzar a presionar. Ayúdanos a difundir esta información, compártela con tus familiares y amig@s y firma esta petición para demostrar que somos miles l@s que queremos que se comiencen a hacer las cosas bien!


Hagamos de La Florida una comuna realmente Florida.