22 mayo 2017

La Revolución de la Acelga


Finalmente llegó la fecha. Mediante un comunicado, l@s Acelguerriler@s han anunciado el comienzo de la Revolución de la Acelga. Conozca todos los pormenores y toda la información sobre las próximas acciones de este nuevo movimiento que promete dar un paso adelante hacia la Soberanía Alimentaria.

21 de mayo, fecha en que nuestro país celebra la guerra imperialista contra nuestros hermanos latinoamericanos, fecha en que este año el gobierno chileno decidió aplazar la cuenta pública para evitar que el pueblo se alce contra su desenfrenada corrupción. Es en esta fecha que comienza la Revolución de la Acelga, prometiendo cambiar desde ahora y para siempre el significado de este día, convirtiéndolo en celebración de nuestra autodeterminación alimentaria.


Mediante un comunicado público, l@s Acelguerriller@s anunciaron el inicio de la Revolución de la Acelga. Una revolución armada de plantas, almácigos y semillas. Que parte en La Florida sólo porque aquí estamos, pero que nació mucho antes en el corazón de cada un@ de ustedes, l@s que día a día luchan contra la contaminación y el glifosfato, l@s que decidieron plantar sus propios alimentos, l@s que decidieron enverdecer la ciudad, l@s que no tienen miedo de tomar la pala y apropiarse del territorio que les pertenece. Desde aquí comenzará a expandirse por las calles de Santiago, Chile, Latinoamérica y el mundo entero.

El objetivo es diseminar la semilla de la Acelga por todo rincón desaprovechado por la acaparación privada o el ornamental desperdicio de espacio público. Que la Acelga nazca una y otra vez en la ciudad reproduciéndose libre y espontáneamente, pero también siendo aprovechada por todo aquel que deba comer para vivir. Que la Acelga se la primera, pero que la sigan Caléndulas y Amarantos, y por qué no, árboles nativos, reverdeciendo la ciudad.

¿Por qué Acelgas?

La Acelga (Beta vulgaris cicla), es una planta de delicioso sabor y con alto nivel nutricional, que puede ser consumida tanto cocinada como directo de la planta. De muy fácil cosecha y extremadamente fácil cultivo. Esto último es la razón de que se eligiera esta planta en particular para llevar a cabo la revolución.


Como casi todos los alimentos que comemos hoy en día, la Acelga fue antes una hierba espontánea, que los primeros seres humanos lograron domesticar y convertirla en lo que es hoy, pero a diferencia de otras plantas ya muy especializadas que necesitan extremos cuidados muy específicos para su reproducción, la Acelga conserva esa naturaleza de poder reproducirse y propagarse “como maleza”. Aquí en el Huerto Comunitario La Berenjena, hemos desarrollado durante años una nueva variedad de Acelga (Beta vulgaris insurrecta) la cual está completamente adaptada al clima de la zona central de Chile, cuenta con un sabor fuerte y delicioso (incluso subida) y es capaz de producir gran cantidad de semillas y reproducirse muy rápidamente. Es esta variedad la que inicialmente usaremos para propagar por la ciudad, ayudándola a volver a su estado natural de hierba espontánea, pero conservando el valor nutricional que la caracteriza.

¿Quienes hacen la revolución?

Como se ha mencionado antes y en el comunicado, si bien nace y está siendo impulsada aquí, la Revolución de la Acelga no nos pertenece, es una revolución que much@s de ustedes a empezaron ya. La Revolución de la Acelga no tiene rostro ni nacionalidad. Puede hacerse en Santiago y en Ciudad de México en simultaneo y todas estarán aportando al mismo objetivo.


Instamos a todos los hermanos y hermanas de otros pueblos, de otros huertos y otros horizontes, a que se unan con su sabiduría local ancestral y sigan el camino hacia la Autarquía de la producción de nuestros alimentos.

Que se expanda por el mundo y que nunca nadie tenga que comprar Acelga, pues estará disponible en cada calle, plaza y jardín.

Primera Acción Revolucionaria

Este Sábado 27 de Mayo a las 16:00 hrs. nos reuniremos en la cuna de la revolución, el Huerto Comunitario La Berenjena (Panamá con Gerónimo de Alderete, La Florida), para esta primera acción revolucionaria. En la cual comenzaremos a planear la estrategia y la fabricación de armas de plantación masiva. Para luego bombardear un primer objetivo cercano al lugar de reunión.


Desde aquí comenzará a expandirse nuestra alegre rebeldía, ojalá a todos los huertos y calles de Santiago, Chile, Latinoamérica y el Mundo entero.

Que la Acelga sea el alimento que no falte jamás, ni al habitante común ni al hambriento, y que el mal gobierno no pueda hacer nada contra la propagación masiva de la Acelga Vegetalis insurrecta.