21 mayo 2017

Primer Comunicado de la Revolución de la Acelga

Dirigido a los huertos comunitarios, a los cultivadores de balcón, a los que aprovechan las grietas abiertas, a los guardadores de semillas, a los oyentes del saber ancestral, a los forrajeros urbanos, a los humanos asilvestrados, a las organizaciones sociales y a la población en general...

Este comunicado es el primer paso en la ofensiva revolucionaria del cultivo insumiso de Acelga,  este comunicado es un llamado a la acción conjunta, es una convocatoria para transformar la ciudad y la producción de alimentos, una modificación definitiva del entorno urbano, una acción directa para aprovechar todo espacio cultivable, volver productivo lo ornamental y lo abandonado. 

Ante el desastre ecológico inminente, ante el colapso probable de las grandes economías depredadoras, ante la naturaleza desbordada por el cambio climático, ante las nuevas apariciones del fantasmas de la guerra termo nuclear o simplemente frente a al peso de la cotidianidad sobrexplotada. Nos hemos sentido llamados a recobrar la abundancia perdida. 

Hemos sido testigos de las facultades de adaptación y resistencia de la Acelga Vegetalis insurrecta. La hemos visto crecer en condiciones adversas, la hemos visto reproducirse en descampados, camuflarse entre los jardines ornamentales, dar semillas y variedades en condiciones de nulo cuidado humano. Hemos visto como una sola acelga se convierte en millones.  Esta experiencia nos ha inspirado en emprender la justa revolución, los convocamos a participar de ella, hacer estas acciones propias, a sembrar, cultivar, comer, compartir, guardar semillas, propagar y repetir los ciclos año a año, de forma de ir generando abundancia con el objetivo que no sea necesario comprar acelga, para el habitante común, ni para el hambriento.

Realizaremos campañas de entrenamiento para Acelguerrilleros, acciones de propagación, distribuiremos manuales de autoformación, y sin embargo tengan claro, la revolución de la acelga no es propiedad de nuestra organización, es indispensable que cualquiera que se sienta llamado realice las acciones necesarias para lograr el objetivo. 

Cultivaremos en huertos, plazas, parques, terrenos baldíos, jardineras, maceteros, botellas recicladas. Cultivaremos si es necesario en la tierra entre nuestras uñas. 

Hermanas y Hermanos la Revolución de la Acelga ha comenzado, la semilla de los nuevos tiempos está germinando. 

¡Floreceremos!

Revolución de la Acelga
21 de Mayo 2017