04 agosto 2017

Reforestando El Mauco de Curacaví

Desde Curacaví, localidad al oeste de la Región Metropolitana, les traemos este relato de nuestros amigos y amigas que están realizando un gran esfuerzo por recuperar comunitariamente el ecosistema natural del cerro El Mauco:

En el mes de enero de 2017 casi medio Chile ardió en llamas producto de incendios forestales de los cuales aún no hay claridad de su origen. Curacaví no fue la excepción, sufrió la pérdida de alrededor de 6.500 hectáreas de bosque nativo esclerófilo, que afectaron principalmente el sector del emblemático cerro El Mauco, convirtiendo en carbón y cenizas los árboles y la capa vegetal. Parecía que el incendio no iba a terminar jamás. El fuego nos arrebató nuestro patrimonio natural y también parecía arrebatarnos la esperanza de volver a ver el cerro verde y frondoso.  La solidaridad para ir en ayuda de los vecinos afectados no se hizo esperar ante tamaña tragedia de nuestro bosque. Fueron muchas voluntades las que surgieron espontáneamente y colaboraron codo a codo con Bomberos y CONAF para extinguir el fuego que parecía cada vez más incontrolable.

Pero luego de la catástrofe surgió la esperanza y más verde que nunca. Así como el fuego reunió a personas que acudieron a su extinción, también las ganas y el profundo deseo de  muchos,que no dudamos ni un segundo en regenerar la vida allá en el emblemático cerro El Mauco. Al principio no teníamos claridad de como empezaríamos con la titánica tarea, pero una vez que vimos los efectos y el cerro vestido de negro y cenizas, surgieron las ideas y las soluciones que rápidamente llevamos a la acción. Cada palabra de apoyo, cada me gusta en las redes sociales, alimenta nuestro espíritu para ir en la hermosa tarea de devolver la mano a la tierra.

Palas, manos, árboles y por sobre todo corazón, son los ingredientes que le ponemos un grupo de personas y agrupaciones como la Red de Guardianes del Bosque, vecinos de Curacaví y voluntarios de distintos lugares de Chile e incluso del extranjero, que cada semana acudimos a la labores de reforestación, porque sabemos que el bosque es el sostén de la vida de muchas especies y por eso nos hemos aliado con él en una unión casi religiosa y de compromiso eterno, porque sabemos que es un trabajo a largo plazo y tenemos la certeza que en treinta años másel hermoso cerro El Mauco volverá a tener el color que la naturaleza le dio, para que las futuras generaciones puedan disfrutar de sus dones y así decir: “Gracias madre tierra por todas las bendiciones. Aguante el bosque!!”

Rebelde Verde





 La reforestación comunitaria de Curacaví continúa este fin de semana devolviendole la vida al Estero Puangue con árboles nativos. No te lo pierdas y se parte de esta hermosa tarea!