21 abril 2018

El Bosque Nativo y los Eventos Masivos

Lamentablemente en nuestro país lo poco que queda de naturaleza está fuertemente amenazada de destrucción. Ya sea porque los lugares son privados y están destinados a proyectos extractivistas o porque simplemente están "abandonados" de protección oficial y se presta para un uso desregulado y dañino. Los eventos masivos en la naturaleza son un gran causante de su deterioro, afortunadamente las comunidades están al fin tomando cartas en el asunto y evitando que los bosques se sigan dañando.

Nuestro caso más cercano es el del Bosque Panul, bosque nativo de tipo esclerófilo que corona nuestra comuna y que es considerado el "Último Bosque Nativo en la ciudad de Santiago". Lamentablemente este maravilloso espacio no cuenta con una protección oficial, como podría ser un Parque Nacional o un Santuario de la Naturaleza, sino que gran parte del bosque es de propiedad privada, peor aún, sus dueños son empresas inmobiliarias que quieren talarlo para construir viviendas.

Como ya se los hemos contado con anterioridad, existe una comunidad organizada que hace ya más de una década han logrado, por distintos medios, detener los proyectos inmobiliarios y proteger momentáneamente al bosque de su destrucción total. Los amigos y amigas de la Red Precordillera han impulsado durante años medidas para convertir este espacio en un Parque para toda la comunidad, de manera de hacer uso consciente y de bajo impacto (Como Senderismo y Ciclismo de Montaña) ayudando así a conservar el bosque nativo.

Sin embargo, la dilatación en la acción del Estado para proteger este espacio ha permitido que el bosque esté a disposición de empresas y agrupaciones que solo buscan hacer uso del espacio -a costa del esfuerzo de vecinos y vecinas que lo cuidan- para lucrar o hacer conocidas sus marcas. Al tratarse de un lugar abierto y sin control, estas empresas se ahorran el dinero para arrendar un lugar y se aprovechan para usar el Bosque Nativo como salón de eventos, provocando enorme daño al ecosistema.

El DAÑO QUE HACEN LOS EVENTOS MASIVOS

Primero hemos de considerar que un Bosque no son solo árboles, un bosque es un complejo conjunto de relaciones entre distintos seres vivos y su entorno, un ecosistema. Vale decir que, aunque no los veas, hay cientos de especies de plantas y animales interactuando en distintos grados.

¿El humano afecta el equilibrio ecosistémico? Si, al no estar relacionado naturalmente con las especies de ese ecosistema, el mero hecho de ser humanos afectará a la fauna y flora del lugar, sin embargo debemos entender que para lograr proteger un entorno natural es necesario tener un vinculo emocional con este y eso se logra conociendo y conectándote con el territorio. Es por eso que se entiende que hay actividades dañinas y otras menos dañinas. El Senderismo es una de las menos dañinas, si se hace bien, y si además se hace con fines educativos es más probable que a largo o mediano plazo tenga beneficios. Del mismo modo, cuando finalmente se necesita fuerza social para defender un territorio la practica de actividades un poco más dañinas, como el ciclismo de montaña, puede tener un efecto positivo en el futuro debido al estrecho vinculo del ciclista con las pistas, que hará que defiendan su territorio ante una eventualidad.

Todo esto se entiende en la medida en que estas actividades se desarrollen conscientemente siguiendo principios como No Deje Rastro o Huella Leve, sin embargo un Trekking de 100 personas o una Carrera de MTB con 300 corredores ya se transforma más en un problema.

¿Cuál es el problema con los eventos masivos? El problema es sencillo, mientras más humanos, más es el impacto negativo al ambiente. Esto se traduce en varios ejemplos que lamentablemente suceden en la gran mayoría de los casos:
  • El pisoteo masivo provoca la erosión y compactación del suelo, que evita que crezcan plantas y que el bosque se regenere.
  • El ruido excesivo y constante puede provocar el malestar de la fauna, sobre todo la fauna nocturna, alterando su comportamiento natural. En el caso de las aves puede llegar a abandonar sus nidos, dejando morir a sus crías.
  • El consumo de alcohol y drogas en general puede llevar a un descontrol que a su vez conlleva a un deterioro del espacio, por ejemplo rompiendo plantas.
  • La basura siempre será un problema, al menos en Chile no existe evento masivo que no genere toneladas de basura, ya sean los Mil Tambores o la Peregrinación a Lo Vazques.
  • Las deposiciones humanas nunca están bien hechas, orinando plantas o cursos de agua y defecando en refugios naturales, todo eso sumado a los kilómetros de papel higiénico que quedan tirados.
  • Las fogatas no solo pueden provocar Incendios Forestales, sino que también deforestan para sacar leña de árboles y arbustos, y matan el suelo dejando un anillo de muerte donde no podrá crecer nada.
Estas son algunas de las consecuencias dañinas de los eventos masivos en la naturaleza y que en gran porcentaje de los casos, los organizadores no se hacen cargo.

HISTORIAL DE EVENTOS MASIVOS EN EL BOSQUE PANUL

Los eventos masivos en el Bosque Panul no son algo nuevo lamentablemente, sin embargo la comunidad ha avanzado año a año en poder mitigarlos o frenarlos totalmente.

En el punto más álgido de la lucha contra las inmobiliarias, el Bosque Panul se hizo muy conocido en la población, lo que logró la fuerza social suficiente para parar las maquinas. Sin embargo con el pasar del tiempo, las autoridades siguieron sin hacerse cargo y el Panul se fue deteriorando poco a poco. Gracias a lo desprotegido que está, el lugar ha sido usado por diversas empresas y agrupaciones para hacer sus eventos sin la necesidad de pagar un lugar apto para hacerlos, los cuales en todos y cada uno de los casos han sido muy destructivos y han dejado mucha basura.

Eventos que no se pudieron parar
Un caso recurrente han sido los carretes raperos de LFProducciones, que ya en varias oportunidades han usado impunemente el lugar, con consecuencias no solo de basura, deforestación y fogatas, sino también de riñas y problemas con los vecinos (Esta misma pseudo-productora fue en parte la responsable de que el municipio de La Florida eliminara las canchas de tenis en Av La Florida con Walker Martinez por riñas y batallas campales similares).

Otro caso conocido fue el de Valientes Race, una empresa fantasma creada para esta única carrera de obstáculos que usó el bosque como su lugar de eventos. La carrera se realizó, pero sin obstáculos, sin demarcación de pistas ni ningún equipamiento deportivo. No se cumplió nada de lo prometido, fue un fiasco y una estafa en la que cayeron muchos deportistas incautos. La empresa se disolvió y nunca devolvió el dinero. Dejaron mucha basura, neumáticos y plásticos tirados por todo el bosque y nunca se hicieron cargo. Este evento estuvo patrocinado por la Corporación de Deportes de La Florida.

La cultura y el deporte siempre son usados como la excusa para estas empresas. En el ambiente deportivo, las carreras de Orientatlón y otras empresas similares han sido muy dañinas para el bosque, ya que estas consisten precisamente en salirse de los senderos y recorrer campo traviesa el bosque, rompiendo ramas y pisoteando la vegetación.

Lamentablemente ninguno de estos eventos se pudo parar en su momento, ya que aún no existía la fuerza social suficiente para hacerlo, pero de esto se fue aprendiendo.

Eventos que se lograron mitigar
La idea de hacer una especie de "Woodstock" en el Bosque Panul siempre ha estado presente en muchas personas, y esto casi se realizó. Hace algunos años se intentó realizar un festival musical muy masivo en el interior del bosque, pero gracias al actuar de la Red Precordillera esta idea -que pese a sus buenas intenciones podía ser muy dañina para el bosque- se pudo llevar a cabo de forma menos invasiva. El evento se trasladó a una explanada más abajo del bosque y se realizó en modo "Desenchufado" sin amplificación, contó con la participación de connotados artistas como Joe Vasconcellos y Hoppo (ex-Cafe Tacvba). Finalmente se logró mitigar el daño y el "Concierto Bioacustico" fue todo un éxito.

Sin embargo, el caso más emblemático es el de la empresa productora Alpes MTB, empresa que durante una década hizo uso indiscriminado del Bosque Panul para multitudinarias carreras de ciclismo, auspiciadas por marcas multinacionales y una vez más patrocinados por la municipalidad de La Florida. Esta empresa hacía carreras tres veces al año en los meses más delicados para el bosque justo cuando está rebrotando y está naciendo nueva vegetación estos la destruían generando todos los años nuevas pistas. Son los grandes responsables del gran deterioro que tiene la entrada del bosque, ya que sistemáticamente talaron árboles y arbustos para hacer cientos de kilometros de pistas o para instalación de infraestructura, erosionando decenas de hectáreas de bosque que aún no logran repararse. Al ser una empresa tan grande, le costó mucho trabajo a la Red Precordillera hacerle frente para lograr parar la destrucción, sin embargo año a año fueron logrando que la instalación de carpas e infraestructura fuera más alejada del bosque, sin impedir que la carrera se realice pero logrando mitigar el impacto, sobre todo en la entrada del bosque. Esta historia sin embargo, tiene una feliz segunda parte.

Eventos que se han logrado parar
Continuando con la historia de la empresa productora Alpes MTB, la Red Precordillera en los últimos años, logró al fin una fuerza social importante y comenzó a "Recuperar" el bosque. A través de Reforestaciones Comunitarias fueron cerrando pistas y quitandole espacio a la empresa. Finalmente, sumado a que Enaco había cerrado los "estacionamientos", a la empresa no lo quedó otra que abandonar el territorio. Lamentablemente ahora están iniciando la misma destrucción que realizaron por décadas en el Panul, pero esta vez en la Quebrada de La Plata, en Maipú.

El tiempo a avanzado y la fuerza social ha crecido un montón, la Red Precordillera ya no está sola en la misión de cuidar el Panul, a ell@s se les ha sumado organizaciones como Conciencia Panul, la Brigada de Emergencias Alto Florida y organizaciones vecinales de Cumbres de la Viña, Lo Cañas, Santa Sofía, Aguas de la Virgen, Alto Macul, entre otras. Gracias a esto, muy recientemente, se ha logrado parar un nuevo evento masivo. Las agrupaciones Maestranza Underground y UnderRave Chile intentaron realizar un evento masivo de música electrónica en una de las zonas más vulnerables del Bosque Panul, con música fuerte y masiva asistencia que duraría toda la noche. Una vez más la presión social se hizo fuerte y los organizadores tuvieron que bajar el evento ya que la comunidad estaba atenta y no dejarían que se realizara.

Esta nueva coordinación entre organizaciones de la precordillera se ha estado fortaleciendo día a día y esta nueva victoria contra el deterioro ambiental da luces de lo que están dispuestos a hacer. Es la misma comunidad que día a día, durante más de una década, se preocupan de limpiar la basura, desarmar fogatas, apagar incendios, detener proyectos inmobiliarios, demarcar senderos, instalar carteles y señalética, y realizar acciones de educación ambiental. Esta es la comunidad del Bosque Panul, la que a pulso construye día a día un Parque Comunitario, para conservar el bosque y usarlo responsablemente, e impedir su destrucción por usos dañinos y masivos.

Aún queda mucho por hacer, pero esta crónica demuestra que estamos en camino a una protección autónoma y autogestionada del bosque nativo.