19 noviembre 2018

Comunicado: ¡Nos movilizamos!

A raíz de la violencia fascista que el Estado de Chile está actualmente ejerciendo con brutalidad contra su población, comunicamos lo siguiente:

No se trata sólo del peñi Camilo Catrillanca, hermano Mapuche que fue cobardemente asesinado por la espalda, estando desarmado y trabajando. Se trata de que esa misma institución que lo asesinó, también le robó más de 30 mil millones de pesos a todos los habitantes de este país que a la fuerza tributan y nada se les devuelve. Se trata de que esa misma institución mata y encubre asesinatos con burdos montajes. Se trata de que esa misma institución vende y regala armas a los narcotraficantes para seguir manteniendo el poder y el control en las poblaciones, armas que terminan matando nuestr@s herman@s. Se trata de que esa misma institución secuestra, golpea y tortura a estudiantes. Se trata de que esa misma institución manosea, abusa y viola mujeres, menores de edad. Se trata de que esa misma institución reprime al pueblo en sus legítimas demandas, sirviendo fielmente al empresario, al latifundista, al capital extranjero, defendiendo una supuesta “patria” en la que se cagan encima, matando y torturando a su gente, y defendiendo a las empresas que matan y destruye su tierra. Se trata de que esa misma institución, ha mantenido viva una dictadura que nunca terminó, haciendo el trabajo sucio de cada coalición y político que pasó por la moneda, ininterrumpidamente desde que llegaron ahí a punta de bombardeo.

De eso se trata, de que el pueblo está cansado de la mentira de una supuesta democracia que nunca llegó, está cansado de la impunidad y el abuso de poder que ejerce esta institución.

Hoy se marcha y se cacerolea en la memoria de Camilo Catrillanca, antes fue Alejandro Castro y Macarena Valdes, y una veintena más antes que ell@s. Hoy se marcha y se cacerolea para exigir justicia, para exigir la renuncia del Ministro del Interior Andrés Chadwick y por que no, de su primo que anda de vacaciones. Hoy se marcha y se cacerolea para exigir la reestructuración y por que no, la disolución de la institución previamente aludida, "Carabineros de Chile", para ser reemplazada por una nueva policía que sirva al pueblo y a su tierra. Hoy se marcha y se cacerolea para de una vez por todas terminar con la Dictadura que nunca terminó.

Hacemos el llamado a todos y todas l@s que se sientan desilusionad@s por este y los otros gobiernos, para quienes se sientan indignad@s, para quienes estén cansados de la injusticia, a organizarse, a sumarse a las protestas locales o convocar una, aunque sean poc@s en un comienzo, cada vez seremos más.

FLORECEREMOS!