28 diciembre 2019

Historia de una Plaza en Recuperación


Avenida La Florida con Walker Martínez es una de las esquinas más transitadas de la comuna. Con una historia reciente de lucha y resistencia. En esta misma esquina, la ambición neoliberal de la Municipalidad de La Florida, echó abajo un espacio deportivo vecinal para dar paso a una calurosa explanada de cemento que pasó a estar rápidamente abandonada. Pero desde el inicio de la revuelta popular, la inhóspita plaza se transformó en un espacio de encuentro comunitario, un espacio de organización, un espacio de lucha y también de encuentro, arte, cultura y vida. Hoy les contamos la historia aún en construcción de la "Plaza 18 de Octubre".

El Pasado de las Canchas


Villa Las Mercedes, área residencial ubicada en la esquina sur-oriente de Avenida La Florida con Walker Martínez construida hace casi 40 años. Además de las viviendas, contaba con un parque, que bordea la avenida principal de la comuna, y canchas deportivas de Tenis y Fútbol, instaladas en toda la esquina. Las canchas en cuestión, en sus inicios eran copropiedad de la villa y era administrada por una Junta de Vecinos, pero con el tiempo pasaron a ser Bien Nacional de Uso Público y administradas por vecinos en particular quienes las arrendaban y las mantenían en buenas condiciones. Ya en los últimos años la cancha de Baby Fútbol fue abierta y ya no había necesidad de arrendar para usarla, pero tampoco era mantenida por lo que carecía de infraestructura como arcos de fútbol que antes si tenía. 

Al ser abiertas, las canchas de Baby comenzaron a ser usadas, tímidamente, por la comunidad. Se hicieron asados, cumpleaños con juegos inflables y fiestas familiares, pero también tocatas y otras intervenciones artísticas. Y por supuesto aún se usaban para que niñ@s y jóvenes jugaran fútbol y otros deportes, además de ser un espacio seguro para aprender a andar en bicicleta o en patines sin preocupación de caer a la calle gracias a las rejas que las envolvían.

 
Las Canchas de Baby Fútbol y Tenis como eran antes.


El Proyecto Municipal

En el año 2011 fue designado un nuevo alcalde en la comuna y ya desde esa época se rumoreaba entre l@s vecin@s, que él quería eliminar las canchas para poner una cafetería y heladería. Aparentemente esa idea siempre estuvo instalada.

A comienzos del 2016, de un día para otro y sin ningún aviso, maquinaria pesada comenzó a echar abajo las rejas de las canchas. Un nuevo proyecto reemplazaría ese espacio.

Ante la falta de información, l@s vecin@s se organizaron y convocaron a Asambleas en las cuales se buscó más información sobre la intervención. Entre rumores y consultas se logró saber qué pretendía la municipalidad: Reemplazar las canchas deportivas por un “Boulevard”, es decir, una explanada en la que se instalaría una especie de plaza, asociada a locales comerciales. Ante la poca información y la incredulidad de algún@s vecin@s, se resolvió exigir una reunión a los representantes del municipio.
El inicio de la destrucción de las canchas.


Organización de Vecin@s 

L@s vecin@s comenzaron a realizar Asambleas para decidir entre ell@s qué querían para su barrio, y se resolvieron dos opciones: En primera, conservar las Canchas y exigir la restitución de las rejas y la mantención del espacio por parte del municipio. Y en segunda opción, en el caso de que ya no hubiera vuelta atrás con la destrucción ya avanzada de las canchas, se exigiría participación en el diseño del espacio. 

Por parte del municipio, defendieron su proyecto excusándose en que ya se había realizado un proceso de participación. Efectivamente, se habría realizado una encuesta por el barrio un mes antes de la fecha de ejecución del proyecto (como forma de validación de un proyecto que evidentemente estaba trabajado de mucho antes sin participación ciudadana). Dicha encuesta se debió realizar a las casi 400 casas que comprende el cuadrante Walker Martínez, Avenida La Florida, Las Clarisas y Santa Delia, sin embargo sólo se encuestaron a 40 personas (aproximadamente 10% de las viviendas). Estas 40 personas validaron en su mayoría que la nueva plaza tenga: Escaños Antibandálicos, Fuente de Agua, Juego Modular, Maquina de Ejercicios, Cafetería y la conservación de una de las 3 Multicanchas. 

La irrisoria, insuficiente e ilegitima validación, fue puesta en evidencia por l@s vecin@s quienes impulsaron se realizara una nueva consulta. 
Encuesta realizada por el municipio a solo 40 personas del barrio.


Propuestas Vecinales V/S Promesas Municipales 

Finalmente se logró una reunión resolutiva en la que el municipio presentaría el proyecto a l@s vecin@s. Ésta se realizó en una casa del pasaje Confluencia, el más cercano a las canchas. En esta instancia l@s vecin@s presentaron una contra propuesta que habían trabajado en asambleas anteriores: 
  • Que los pastos que ya existen no se toquen ni se disminuyan. 
  • Que no se talen más árboles. 
  • Que se tenga especial preocupación con las aguas lluvias ya que las canchas ayudaban a que el agua que se juntaba en la esquina, no entrara a las casas. 
  • Que se instalara una reja en el pasaje Confluencia para separar la nueva plaza de su área residencial. 
  • Que no se use cemento ni Ladrillo Molido. 
Además en esa reunión los vecin@s se enteraron que el antiguo Kiosco de la esquina sería removido. Esto ni si quiera lo sabía el dueño del kiosco quien se enteró en ese mismo momento. Por lo tanto también se exigió que el Kiosco permaneciera donde siempre estuvo históricamente.

Render y Planos del proyecto municipal presentado a l@s vecin@s.

El municipio acogió estas solicitudes y además presentó las propuestas y promesas para la nueva plaza: 
  • Se plantarían 30 nuevos árboles. 
  • Se instalaría una Pileta subterránea (el agua sale directamente del suelo) de alta tecnología como la del “Parque” Frei Montalva. [Esto lo destacaron incansablemente]
  • Se renovarían todos los cruces de la intersección de Avenida La Florida con Walker Martínez. 
  • Se soterrarían todos los cables de la intersección de Avenida La Florida con Walker Martinez. 
  • Se construiría un muro de contención para aguas lluvias. 
  • Se instalarían juegos modulares “gigantes” techados para niñ@s. 
  • Se instalarían maquinas de ejercicios. 
  • Se conservaría una de las canchas y se haría de pasto sintético.
Luego de eso se puso fecha para una nueva consulta, en la cual la pregunta era simplemente si se mantenía y mejoraba una de las canchas o si se sacaba para darle “continuidad al parque”. La consulta se realizó en horario laboral y tuvo muy baja participación. Los resultados no fueron presentados ni publicados y del municipio no se supo nunca más. 

Realización de la nueva encuesta.


La Plaza hasta el 18 de Octubre 

Las obras se comenzaron a ejecutar y los acuerdos fueron uno a uno rompiéndose: 
  • Si bien se disminuyó muy poco el área de pastos existentes, también se vieron muy afectados durante la construcción de la Plaza. 
  • Se talaron 11 árboles en las esquinas de Avenida La Florida con Walker Martinez, además de otros 5 que rodeaban las canchas. Sólo se plantaron 5 árboles y 6 gigantescas palmeras. 
  • No se construyó ningún muro, ni se dio ninguna solución a las aguas lluvia.
  • Si bien se instalaron juegos techados, no eran los prometidos (se mostraron en una diapositiva) y las maquinas de ejercicio fueron remplazadas con barras.
  • No se instaló la reja del pasaje Confluencia, es más, se mantuvo la reja original de las canchas hasta el día de hoy. [¿Cuánto dinero se fue por dentro con esa jugada?]
  • Se cubrieron las jardineras con Ladrillo Molido y el 90% del espacio de la plaza es de baldosa. 
  • Los cruces no fueron reparados, sólo se pintó de rojo el suelo del cruce peatonal. Ningún cable fue soterrado. [Ni en ninguno de los otros cruces importantes de la comuna donde también se prometió soterramiento]
  • Las canchas desaparecieron para siempre, aún cuando la gran mayoría de l@s vecin@s estaba a favor de conservarlas (también los 40 encuestados). 
  • Y finalmente la Pileta, no se hizo subterránea ni de alta tecnología, se instaló un pilar que chorreaba agua a todos lados menos a una única bandeja que se construyó. En años siguientes se intentó reparar más de 10 veces, agregándoles bandejas pero aún así la Pileta nunca funcionó bien y siempre desperdició cientos de litros de agua al día. (La historia de la pileta se las contaremos muy pronto). 
Pileta original, chorreando y perdiendo cientos de litros de agua, directo a la baldosa.

Como era de esperarse, este proyecto avasallador, sin participación de la comunidad, sin respeto a los vecinos y vecinas, terminó convirtiéndose en un espacio en completo abandono. Sin árboles, sin sombra (sólo la del juego modular y la de los paraderos), sin alma y con una pileta que desperdiciaba agua y que por lo mismo pasaba más tiempo apagada que en funcionamiento. 

Pero al menos no se construyó nunca la heladería y cafetería que quería el alcalde. Sin embargo, en algunos momentos de este último año, la plaza sucumbió a la moda capitalista de los FoodTrucks instalándose 2 carritos algunos días, que claramente no tenían buenas ventas porque la plaza estaba abandonada. 

Así durante 3 años, ese sector de La Florida se quedó sin un espacio de deporte, de juego, de esparcimiento y comunidad, teniendo un espacio muerto, calurosos y sin sombra solo frecuentado indirectamente por la gente que espera transporte en el paradero. 

La nueva pileta aún perdiendo agua y la plaza inundada en invierno por las aguas lluvia.


La Recuperación de la Plaza 

Pero esta historia está lejos de terminar. 

La esquina de Walker Martínez con Avenida La Florida siempre fue como una pequeña “Plaza Italia” dentro de ese sector de la comuna. Allí se celebraban triunfos deportivos como las clasificaciones a los mundiales de fútbol masculino, pero también, desde el 2011, se convirtió en uno de los polos de protesta y cacerolazo más importante de la comuna, es por esto que no era difícil adivinar que luego del 18 de octubre del 2019, ese lugar volviera a convertirse en un lugar de convergencia popular.

Tras el estallido social, la comunidad del sector comenzó a reunirse en esa esquina, primero levantando una Olla Común para así alimentar las energías necesarias para continuar la protesta por una vida digna y por terminar con los abusos del gobierno y el Estado neoliberal. Pronto la olla fue creciendo y se levanto una Asamblea Territorial, de la cual emanaron demandas para una eventual Asamblea Constituyente, en distintos ejes temáticos tales como Educación, Salud, Pensiones, Medio Ambiente, Derechos Humanos, entre muchos otros.

De pronto la plaza comenzó a tener vida. Asambleas dos veces por semana y cientos de actividades recreativas. En tan solo dos meses de movilización social se han hecho tocatas y música en vivo, obras de teatro, cuenta cuentos, ferias de emprendimiento y autogestión, trawun de saberes ancestrales, talleres, asambleas para niñ@s, onces y almuerzos comunitarios. Todo de manera autogestionada, abierta y gratuita para la comunidad.

Y así como se comenzó a darle uso a una plaza antes abandonada, también comenzó a modificarse su espacio. En honor al estallido social y al día en que Chile Despertó, la plaza -antes sin nombre- fue bautizada PLAZA 18 DE OCTUBRE y así es conocida ahora por quienes frecuentan este espacio.

Aún queda mucho por delante, pronto la plaza será inaugurada con su nuevo nombre, pero también se buscará intervenir el espacio de manera participativa y comunitaria para que no sea una explanada de cemento con una pileta que solo suelta agua, sino un lugar en que le realmente se pueda disfrutar de la organización y la comunidad.

Cacerolazo en la esquina de Walker con Av La Florida y actividades en la Plaza 18 de Octubre

Para más información sobre Asambleas y Actividades en la Plaza 18 de Octubre, sigue a l@s amig@s de la Asamblea Walker con La Florida en su Instagram @asamblea.walkerlaflorida y Facebook.

HASTA QUE LA DIGNIDAD SE HAGA COSTUMBRE
¡FLORECEREMOS!