11 junio 2014

El Huerto de l@s Abuelit@s, una realidad.



Luego de una intensa campaña de recolección de materiales para la creación del Huerto en el Hogar de Ancian@s de Recoleta, logramos concretar con mucho éxito esta iniciativa el día domingo 01 de junio, con una amplia convocatoria de voluntari@s y residentes del Hogar. 

Como lo señalamos en una nota anterior, Germina La Florida aceptó la invitación a participar de una iniciativa que ayudara a los adultos mayores del Hogar de Ancian@s ubicado en la Calle Samuel Escobar, Recoleta, a mejorar su calidad de vida a partir del contacto con la Naturaleza, creando un Huerto medicinal y comestible en sus dependencias. Como es característico de nuestro accionar en todas las intervenciones que propiciamos, la idea de este huerto fue principalmente apoyar en una mejora de la calidad de vida de las personas, pero siempre rescatando sus conocimientos y experiencias propias ya que, sin duda, los “ya vividos” tendrían mucho que entregarnos.

Como sabemos, y por las experiencias previas que han tenido l@s residentes del hogar, sabíamos que no sería fácil lograr un compromiso real de voluntarios dispuestos a colaborar en esta iniciativa que sabemos, requiere de un compromiso prolongado en el tiempo, para que la actividad se instale en la vida de los adultos mayores y genere los cambios esperados en su calidad de vida y sus hábitos cotidianos.

Sin embargo, podemos decir con mucha alegría que el apoyo en distintos niveles de muchas personas hizo posible que aquel día domingo todos y todas viviéramos una experiencia única de convivencia y aprendizaje colectivo, donde llegaron muchos voluntarios a aportar con su energía y conocimientos en la construcción del huerto de hortalizas y flores, y los huertos medicinales en estructuras especialmente diseñadas para el acceso de personas con movilidad reducida o en sillas de ruedas. Por otra parte, contamos con la agradable compañía de ancianos y ancianas que nos entregaron con alegría lo que ellos tenían para regalar: experiencias, compañía, canciones y gratitud por nuestra voluntad de ser parte de una mejora en sus vidas.

Queda mucho trabajo por hacer, el espacio espera por nosotros, así como los adultos mayores esperan con ansias cada una de nuestras visitas. La invitación entonces, sigue presente para colaborar tanto con el trabajo como con semillas y plantas que sean de utilidad para el Huerto. 

Visita las fotos de esta linda experiencia, y contáctate con nosotros para mayor información sobre cómo aportar para que esta iniciativa se mantenga en el tiempo. Pronto se viene una nueva jornada en el Huerto de los Abuelitos.