14 septiembre 2014

¿Qué es un Corredor Biológico?


En un medio ambiente cada vez más depredado por la ambición del hombre, se hace urgente la necesidad de crear áreas silvestres donde las especies autóctonas se puedan desarrollar con normalidad. En la siguiente nota conoceremos en detalle cómo ayuda un corredor biológico a la flora y fauna nativa y cómo apoyar desde tu hogar.


Hagamos el ejercicio de imaginarnos cómo era nuestro territorio en siglos anteriores, cuando el único ser humano que aquí habitaba era aquél que respetaba y convivía con la naturaleza de manera orgánica y sincrónica. Antes de la invasión europea, Santiago se componía casi en su totalidad de Bosque y Matorral Esclerófilo. Debido a las condiciones climáticas, ciertas especies de flora se adaptaron mejor para vivir aquí con solo 3 meses de lluvia al año. Así mismo, una innumerable cantidad de fauna se adaptó para vivir con poca agua y viviendo en este ecosistema semiárido.

Cuando el europeo invadió este territorio, no solo acabó con el aborigen, sino también depredó (y sigue depredando) todo lo que está a su paso, cambiando el Bosque Esclerófilo por tierras de cultivo y viñas, y posteriormente casas y edificios. Lo único que quedó de remanente natural fue la Precordillera, y aquí en La Florida, el Bosque Panul. La fauna que solía vivir en los bosques, se debió replegar también hacia las tierras altas, pocas especies se adaptaron para vivir en la ciudad, la mayoría está escondida en lo que les queda de tierra natural y cada día en menor número. Esto se puede revertir con la ayuda de los Corredores Biológicos.

En la ciudad no todo es cemento, casas y edificios, también existen parques y jardines, aunque muy pocos y concentrados mayoritariamente en las comunas más acomodadas. Si bien existen “Áreas Verdes” en su gran mayoría (casi en su totalidad) están compuestas por especies de flora introducida (extranjera), que no corresponde a la región bioclimática. ¿Qué pasaría si todos esos parques y jardines tuvieran Árboles Nativos y un tratamiento acorde a lo natural?

Un corredor biológico es eso, espacios de Área verde dentro de la ciudad, que conectan los remanentes de bosques nativos para que la fauna silvestre, en especial las aves, puedan desplazarse y desarrollarse dentro de la ciudad cómo lo harían en su hábitat natural. Para ello, debiese existir una intención de cambiar todos los árboles, arbustos y flores extranjeras, por sus símiles del Bosque Nativo.

Especies como el Ralladito, Pitío, Carpinterito, Picaflor Gigante, Zorro, Viscacha, Chirihue, y un gran etc. Son especies que nunca se han visto en la ciudad pero que podrían aparecer en nuestros jardines si se implementaran como corredores biológicos.

¿Cómo podemos ayudar desde nuestros hogares?

1- Planta Árboles Nativos: Es sencillo y relativamente barato, simplemente hay que reproducir especies de flora nativa, plantar Árboles Nativos en nuestros jardines, plantar arbustos nativos que den frutos y flores. Es importante proporcionar de hábitat a los animales -principalmente a las aves- para ello necesitan árboles adecuados donde nidificar, y frutos para comer. 

2- Reproduce las condiciones naturales:  Los árboles esclerófilos no botan sus hojas en otoño, lo hacen en verano cuando no tienen mucha agua, conserva estas hojas donde caigan. Las hojas secas no es desorden, así es como se comporta el bosque naturalmente, no las barras, deja que se genere un suelo vegetal natural, así comenzarán a llegar insectos que usen ese hábitat y a su vez, esos insectos serán alimento para las aves.

3- Construye un bebedero: Ya sea un Tiuque o un Ratoncito Olivaceo, todos los animales necesitan agua para beber. Si construyes un recipiente con agua adecuado para las condiciones naturales de tu jardín, llegarán muchos pajaritos a beber y bañarse. Eso te dará la oportunidad de observarlos y aprender más de ellos.

4- Construye Casitas para Aves: Las aves componen casi un 70% de las especies de Fauna Nativa, ayudarlas a reproducirse es fundamental para su conservación y su estabilidad natural. Ayúdalas instalando una pequeña casita de madera o de lata (o reciclando cualquier material) en los árboles, con el tiempo un Chercán o una Golondrina la usarán para nidificar.

5- Organizate: No hagas esto sol@, cuéntale a tus vecin@s y amig@s, has que esta iniciativa se expanda. Es importante conservar la vida natural de nuestra región, organízate con tu comunidad, no solo para que sus jardines particulares se conviertan en Nativos, sino también para transformar las plazas y parques de tu barrio en corredores biológicos.