25 mayo 2015

Comenzó la Poda Municipal

Año tras año vemos como las municipalidades de todo Chile mandan a cortar las ramas de los árboles dejándolos completamente pelados, solo troncos y nada más. Estas malas podas pueden causar grandes daños a los árboles y afectan a la calidad de vida de las personas. Es necesario aprender cuándo realizar una poda y como hacerla de la manera correcta.

Llegó el Otoño, las hojas de los árboles exóticos comienzan a caer y ya se pasean los camiones municipales con sus motosierras, acuden a las casas cuy@ dueñ@ llamó para que le podaran el árbol, pues quiere evitar barrer hojas y que se le tapen las canaletas. En tan solo unas horas una calle completa pasa de tener grandes y frondosos árboles, a tener solo troncos pelados. Es la Poda Municipal, una práctica que no solo ocurre en La Florida, sino que afecta a gran parte del país. Está practica pone en peligro la salud de los árboles, la disponibilidad de áreas verdes y la calidad de vida de las personas y todo por un profundo desconocimiento de l@s vecin@s que piden estas podas a las autoridades, las cuales son ejecutadas por personas escasamente capacitadas.


Año tras año vemos como los funcionarios municipales se pasean en otoño, invierno e incluso en primavera y verano (época de pleno crecimiento de los árboles y que por ningún motivo se deben podar) cortando desmedidamente los árboles de las distintas comunas de Chile. Este acto mal llamado poda, no es más que un demochamiento criminal en el que se cortan desmedidamente todas las ramas de los árboles, sin ninguna técnica ni cuidado, dejando un solo tronco pelado desprovisto de su follaje. Esta mutilación no hace más que debilitar año tras año a los árboles hasta llevarlos a la muerte.

¿Las razones de este reiterado crimen ambiental? 
Claramente el desconocimiento técnico de quienes realizan la labor de “podar” los árboles, lo cual da cuenta de la ignorancia y despreocupación de quienes los mandatan. Pero principalmente se trata de un problema cultural de una parte de la sociedad chilena que ha crecido con un déficit en la comprensión y relación con la naturaleza, la llamada “Fitofobia” que lleva a las personas a podar árboles que no lo necesitan para no tener que barrer hojas secas (evitable con árboles nativos), pintarle los troncos con cal “porque sí”  y hasta talar árboles porque “se van a caer”. Los municipios por lo general argumentan que este acto se realiza para despejar los cables o por temas de visibilidad, sin embargo en ningúno de los dos clasos es necesario eliminar completamente las ramas de un árbol. Los municipios usan estas excusas para hacer valer los acuerdos con empresas privadas contratadas para realizar las labores de Ornato y mantener circulando el dinero de los contribuyentes. Todo esto es evitable existiendo un conocimiento mínimo de la naturaleza y el crecimiento de los árboles y las especies que se deben podar o no.

La poda correcta
La Poda podría ser definida como el simple acto de cortarle ramas a los árboles, sin embargo es mucho más complejo que eso. La poda es una técnica agrícola que permite mayor producción en los árboles frutales, básicamente eliminando algunas ramas para darle mayor vigor a otras con más frutos. También existen otras podas formativas que ayudan a mantener la forma de un árbol evitando que se obstruya con alguna construcción humana, o de otro modo podría ayudar a su salud eliminando ramas que por alguna plaga o enfermedad esté deteriorando el árbol completo.

La poda correcta se hace en cierta época del año (por lo general finales de otoño dependiendo de la especie) una vez que el árbol ya ha botado todas sus hojas, de esta manera se evita dañar al árbol. Además, luego de efectuado el trabajo, los cortes deben ser tratados con liquido anti-hongos o cicatrizantes para evitar que el árbol se enferme, un corte mal hecho y sin tratar puede llevar a la muerte del árbol. Estamos hablando del árbol ornamental que se planta para hermosear las calles de las ciudades, por lo que debemos entender que el Árbol Nativo de la zona central de Chile no necesita en ningún caso una poda, por sus características y por lo anteriormente visto.

Este árbol murió por las reiteradas mutilaciones.
¿Cómo podemos evitar que la mala poda continúe? 
Es esencial conocer nuestros árboles, conocer sus ciclos y la forma en que ellos viven y así darse cuenta que una poda no será necesaria. En La Florida y toda la zona central de Chile, lo mejor sería plantar Árboles Nativos, los cuales tienen raíces fuertes y no botan sus hojas, entregando oxígeno en el invierno; cuando más se necesita en la cuenca santiaguina. Pero lo más importante es compartir la información, contarle a nuestr@s vecin@s y hacerles entender que no necesitamos a las autoridades para mantener sano y fuerte nuestro arbolado urbano, debemos educarnos para cuidar nuestros árboles y mantenerlos verdes, conociendo su mantención según la especie de árbol, la temporada del año, etc. Sin la necesidad de que personal municipal termine dándoles muerte por ignorancia.

Estén atent@s ya que la próxima semana estrenaremos nuestro “Manual del Buen Podar” que esperamos ayude a la educación ambiental y a la conciencia de l@s floridan@s que buscamos mantener de mejor forma las pocas áreas verdes que tenemos.