14 julio 2017

A Proteger las Plantas del Frío


Se ha pronosticado para la zona central de Chile una onda polar con heladas que alcanzarán los -4ºC.
Es por esto que te traemos estos sencillos consejos para proteger tus plantas y tu huerto en estas fechas de frío extremo.

El Bosque Esclerófilo, nativo de la zona central, evolucionó durante miles de años principalmente adaptándose para resistir la escasez hídrica y las altas temperaturas, como lo hemos cubierto con anterioridad. Sin embargo también están perfectamente adaptados para resistir heladas y nevadas, es por eso que las plantas mejor adaptadas para las condiciones locales, siempre serán las nativas.

¿Pero que hay de los huertos?

El ser humano, a su vez, durante miles de años ha adaptado también plantas para su consumo, convirtiendo simples hierbas en las más deliciosas verduras y en los más jugosos frutos. Sin embargo, debido a la globalización, la gran mayoría de los alimentos que cultivamos no son originarios de nuestro país, ni mucho menos están preparados para olas de frío, es por esto que es sumamente importante proteger las plantas ante eventos como el que se aproxima.

Te dejamos estos simples consejos sobre cómo proteger tus plantas para que sobrevivan al frío.

1- Quilates el Riego
Evita regar los días anteriores a eventos de heladas, el frío no solo cubrirá las plantas sobre la tierra sino también bajo ellas. Si la tierra aún posee agua liquida es posible que se congele, afectando de sobremanera a las raíces.

Por lo tanto es mejor dejar de regar unos días antes de que vengan las heladas.

2- Coloca acolchado
Para proteger las raíces y los tallos de la planta, tanto de las heladas como de la nieve que pueda caer, tendremos que poner acolchado sobre el suelo para así poner una capa protectora entre el suelo y la atmósfera.

Lo más simple es poner hojas secas cubriendo el suelo, también puede ser paja, pasto seco o incluso, si no hay disponibilidad de esto en el apuro, puedes poner papel, papel de diario o cartón corrugado. Lo importante con esto último es sacarlo una vez que se estabilice la temperatura, ya que pese a ser biodegradables, el papel y los cartones pueden traer toxinas que no queremos en las plantas.

Si agregaste hojas secas puedes dejarlas ya que funcionarán como abono en el largo plazo, comportandose como el suelo natural del bosque, reteniendo humedad y dando hábitat a insectos benéficos.

3- Agrupa las plantas
Si tienes las plantas en maceteros lo mejor es que no estén dispersas en el jardín. Agrupándolas generarás un microclima más agradable para ellas, protegiéndose del frío unas con otras.

4- Cubre las plantas
Ya sean agrupadas en maceteros o plantadas en el huerto o jardín, lo más importante para alejar a las plantas del frío es cubrirlas.

Puedes usar plástico, malla rachél, papel de diario, fibra de coco o incluso una sábana. Lo importante es no dejar las plantas a la intemperie. Cubriéndolas, sin importar el grosor del cobertor, las separarás de la atmósfera y les darás un poco más de temperatura, evitando que se escarchen y que las hojas se quemen con el frío.

Es importante que hagas esto en la tarde y que permanezcan cubiertas durante la noche, pero hay que destaparlas durante el día para que reciban luz solar.

Con estos sencillos concejos evitaremos que las hojas se quemen, y así no perderemos la cosecha de la temporada o las plantas que tanto esmero hemos puesto en cuidar.