31 marzo 2014

Una Cosecha Comunitaria


Con gran asistencia de l@s vecin@s del sector, se vivió la primera Cosecha Comunitaria en la Plantabanda del Barrio Ongolmo. La jornada tuvo, además de cosecha, un par de talleres, una pebretón comunitaria y mucha alegría compartiendo con los vecinos.

Con puntualidad, a eso de las 17:00hrs. ya comenzaban a llegar l@s primer@s vecin@s interesad@s en aprender a cosechar lo que hace solo unos meses ell@s mism@s habían aprendido a plantar durante la creación de este huerto. Se trata de la Plantabanda de Ongolmo, el primer huerto comunitario de este barrio del sector oriente de La Florida, el cual fue construido por iniciativa de la comunidad y sin intervención de ninguna autoridad.
 
Comenzamos la jornada conversando con l@s vecin@s sobre diversos temas relacionados con el huerto. A medida que iban llegando más y más asistentes, cuando ya hubo un numero de personas suficiente, nos dispusimos a cosechar. La instrucción fue muy sencilla: "Si el fruto se suelta está listo".

Cada vecin@ cosechador recogió decenas de Tomates Cherry y Pomarola, recolectando una innumerable cantidad que fueron puestas en recipientes para ir juntándolos. Así mismo desenterramos la gran cantidad de Cebollines que ya estaban muy maduros y listos para ser extraídos y comidos, dejando solo algunos para producción de semillas. También sacamos un par de ajíes ya que estos ingredientes tenían un destino claro: Una "Pebretón" comunitaria.

 
Mientras se cosechaba y comenzaba a llegar más gente nos dispusimos a impartir el primer taller, el de recolección de semillas, donde una de las integrantes de Germina La Florida nos enseño en la práctica como obtener las semillas de los Tomates y Girasoles, además de otras técnicas para obtener otras especies.

Más adelante, y mientras se comenzaban a picar los ingredientes para el Pebre, otro de nuestros amigos impartió un taller de EcoLadrillos, aquellos ladrillos hechos de botellas rellenas de desechos plásticos, para así incentivar a que la gente del barrio reutilice estos materiales de desecho para quizás en un futuro poder construir más huertos u otras estructuras con este material de construcción reciclado.

 
Finalmente el pebre estaba listo, la gente estaba contenta y junto con unos jugos y unas galletas, nos dispusimos a tomar una nueva Once Comunitaria en la vereda de la calle Ongolmo con un rico pebre pero que, y hay que decirlo, estaba un poco picante. Los vegetales que no se utilizaron fueron repartidos entre l@s vecin@s para disfrutarlos en sus casas y compartirlos con sus familias.

La jornada terminó con un hermoso ocaso y el huerto con aún muchos tomates verdes que durante las próximas semanas podrán ser cosechados libremente por cualquier vecin@ 
que habite este barrio o cualquier transeúnte, que se preocupe de cuidar el huerto. 

Así es como crecen las iniciativas comunitarias, donde con autogestión y sin requerimiento de asistencialismo estatal, podemos lograr que la gente vuelva a saludarse en sus barrios, que vuelva a relacionarse y recuperar las redes de apoyo en torno a algo tan educativo y fundamental como es la autoproducción de nuestro alimento.