09 mayo 2014

Día de contrastes en la Quebrada de Macul a 21 años del Aluvión


Un día muy activo se vivió este 3 de Mayo en el Barrio Las Perdices junto a la Quebrada de Macul, a 21 años del fatídico Aluvión de 1993, Se conmemoró a las víctimas con una misa en el CIQMA mientras al mismo tiempo una Comunidad Mapuche arborizó con Árboles Nativos el borde de la quebrada.

El pasado sábado 03 de Mayo se conmemoraron 21 años del Aluvión de 1993 que ocurrió en gran parte de Santiago y azotó con mayor fuerza en la Quebrada de Macul en La Florida, dejando 23 vecinos fallecidos, 8 desaparecidos y 28.808 damnificados. En esa ocasión, la única estructura que quedó en pié fue una humilde parroquia que hoy es conocida como el Centro Intercultural Quebrada de Macul (CIQMA) y que aún conserva restos del barro y rocas representativas de las remociones en masa. El resto de los terrenos fueron expropiados y convertidos en parques para la seguridad de los vecinos del Barrio Las Perdices y Santa Teresa. Sin embargo un terreno quedó abandonado.

El terreno aledaño al CIQMA estuvo abandonado por 21 años, en este tiempo se convirtió en un peladero, foco de delincuencia, y vertedero ilegal durante los paros de basureros. Sin embargo, este terreno que pertenecía al SERVIU, es actualmente ocupado por la Comunidad Mapuche Kallfulican.

El pasado 3 de Mayo se vivió una Minga de Recuperación Cultual y Social Mapuche, abierta a la comunidad, en el sitio. Se limpió y desmalezó el lugar, se retiraron gran cantidad de escombros y basura de un terreno que pronto será transformado en un Centro Ceremonial Mapuche “Nguillatuwe”que incluirá una Ruka, Ramadales y una cancha de Palin, un deporte ancestral de la cultura Mapuche. Durante la Jornada se realizó de manera comunitaria una Arborización Nativa en la que se plantaron especies autóctonas de la flora chilena cómo el Quillay, Peumo, Boldo y Canelo, entre otras. 60 árboles fueron plantados y otros 140 quedan por plantar durante el proceso.

En la misma fecha y cómo todos los años, se realizó una misa en conmemoración de los vecinos afectados por el aluvión en el CIQMA. El contraste está en que, sin participación de ninguno de los vecinos y ante la negativa y cuestionamiento de muchos de ellos, el municipio de la mano del Alcalde Carter plantó, en terreno del CIQMA (lugar que no pertenece la municipalidad) 23 Liquidambars, árboles extranjeros que poco tienen que ver con la fecha que se conmemora y con la realidad del territorio, además del fatídico Ladrillo Molido. Esto acompañado de una ceremonia simbólica, repleta de letreros con el logo de la muni, en que se plantó un cartel con el nombre de cada uno de los fallecidos en cada árbol. Carter intentó apropiarse de una fecha importante para el barrio, de manera ridícula y con una falta de respeto enorme plantando árboles extranjeros en lugar de nativos “porque ya están grande y se tienen que ver” como respondió la funcionaria encargada, contando que los Quillayes que tenían estaban muy chicos y no servirían para el show. Esto nos parece una falta de respeto teniendo en cuenta que el Aluvión se produjo justamente al no existir bosques nativos que retuvieran el flujo de barro y rocas, así como por culpa de las autoridades que permitieron que los pobladores vivieran en áreas de riesgo.

No deja de llamar la atención que paralelamente existan dos visiones distintas, una que ve y entiende el territorio y que plantan las especies que corresponden a él, y otra que se aprovecha de la situación simplemente para mostrarse y quedar cómo rey, aunque quedó en ridiculo.

Están todos invitados este 30 de Mayo desde las 10:00hrs. En el Sitio Ceremonial, abajo del CIQMA (Maria Angélica con Las Perdices) donde se plantarán de manera comunitaria y abierta a los vecinos, otros 70 árboles nativos y se continuará con la construcción.