18 julio 2014

1 Año Germinando en La Florida

Se cumple el primer año de Germina La Florida, el fin de un ciclo y el inicio de otros que se vienen mucho más potentes y con más fuerzas que nunca. Revisamos aquí la historia de este primer año, de cómo se gestó este sueño, cómo de la semilla salió un tallo con pequeñas hojas y que ahora es una planta creciendo con fuertes raíces y muchas ramas.


Un Banco de Semillas, un Huerto Comunitario, una Arborización Nativa, un Vivero Comunitario, más de mil amigos en Facebook, muchos aprendizajes, muchas horas compartidas con la comunidad, muchos proyectos realizados, muchos más por realizar, muchas ganas de seguir creciendo, muchas ganas de seguir aprendiendo, muchas ganas de seguir compartiendo y trabajando junto a la comunidad.

Germina La Florida nace un 18 de Julio de 2013 luego de una foto-denuncia sobre las podas municipales realizada en un concurrido grupo de Facebook la cual llevó a una larga discusión acerca de los cuidados del medio ambiente, nos dimos cuenta de que en La Florida no existía nadie que se hiciera cargo realmente de las Áreas Verdes de la comuna, que el municipio las estaba disminuyendo en cantidad y calidad sin tener un real compromiso con la naturaleza ni los habitantes de la comuna, entonces decidimos organizarnos.

Luego de una serie de reuniones que se realizaban en plazas de la comuna, logramos encontrar los objetivos de la organización, el nombre, la imagen, las redes sociales, y un par de meses ya teníamos toda la idea armada, el objetivo era claro: Lograr conscientizar a los vecinos de La Florida sobre los cuidados de la naturaleza y sus áreas verdes a través de la participación en la recuperación de espacios abandonados; “Que La Florida sea una comuna realmente florida”.

Teniendo toda la teoría lista y habiendo comenzado a instruirnos y autoeducarnos en distintas disciplinas y saberes, solo faltaban las acciones. Queríamos plantar, pero nos dimos cuenta que para plantar necesitábamos Semillas, eso nos llevó a familiarizarnos con la lucha por defender la Semilla Nativa y Limpia en contra de los pesticidas y transgénicos que el gobierno y el mercado nos intentan imponer, es por eso que la primera acción fue la construcción de un Banco de Semillas orgánicas de donde nosotros y la comunidad pudiéramos abastecernos de Semillas Orgánicas para sembrar en nuestras casas, parques y jardines, para ello hicimos una alianza con l@s amig@s del Huerto Comunitario La Berenjena y fue en dicho huerto donde construimos el Banco.

Una vez que tuvimos las Semillas, surgió la necesidad de sembrarlas, buscamos un lugar en La Florida que cumpla con las condiciones para generar un Huerto Comunitario, así llegamos al Barrio Ongolmo, un lugar ideal que hace años tenía una unidad barrial y que con el tiempo se fue perdiendo, además de contar con muchos espacios en desuso. Inspirados por los amigos de Plantabanda y por el pueblo comestible de Todmorden, Inglaterra, decidimos transformar una Platabanda en un Huerto Comunitario y así, en 2 jornadas en las que participó mucha gente del barrio e incluso de otras comunas, se construyó la Primera Plantabanda del Barrio Ongolmo, dejando la puerta abierta para la construcción de una 2da y convertir el Barrio Ongolmo en un Barrio Comestible.

Participamos también en un par de intenciones de recuperación de espacios públicos para el uso comunitario, fue así como estuvimos presentes en la RecuperAcción Comunitaria y en la Recuperación del Paseo Escuela Santa Mónica, ambas iniciativas comunitarias legitimadas por un gran número de vecinos que apoyaron y participaron, y que fueron fuertemente pisoteadas por los aparatos represores del estado y sus respectivos municipios. Confirmamos lo que ya sabíamos, al municipio no le importa el bienestar de la comuna ni de sus habitantes, solo les interesa mantener el dinero y el poder.

Así mismo comenzó el negocio de Carter y su Invasión del Ladrillo Molido y posteriormente las fatídicas Talas de Árboles Nativos en Santa Raquel y Avenida La Florida, situaciones en las que nos enfrentamos crudamente con las autoridades para demostrar su ignorancia e incompetencia, dejando como siempre a Carter y su empresa municipal, como unos estúpidos que no tienen idea de lo que hacen y solo buscan figurar con sus negocios mal habidos.

Pero nuestro trabajo no es en el municipio, nuestro trabajo es en la Comuna, con la gente, y nuestra visión es respetar la naturaleza orgánica de la comuna. Nos invitaron a participar del 1er Carnaval Cultural de La Loma en el que realizamos nuestra primera Arborización Nativa junto a los pobladores, regalándoles árboles nativos. Los que posteriormente fueron cuidados por los Guardianes de la Tierra, los niños del Jardín Infantil de La Loma.

Al otro día de haber arborizado con Árboles Nativos, volvimos al Barrio Ongolmo a realizar la Primera Cosecha Comunitaria, un encuentro entre vecinos en el que cosechamos el huerto todos juntos para luego preparar alimento con las verduras y compartirlo impartiendo algunos talleres y disfrutando de la vida barrial.

Tanto en la Arborización Nativa como en la creación del Huerto de Ongolmo, fueron nuestros amigos quienes nos proporcionaron de árboles y hortalizas. Luego nos dimos cuenta de que para seguir con estas acciones debíamos tener un lugar donde reproducir árboles y plantas comestibles para los huertos. Así nació el más grande proyecto, el Vivero Comunitario que actualmente está emplazado en la Sede de la JJVV de Lo Cañas. En 3 Mingas de Trabajo logramos parar un vivero que contiene un Área de Recuperación Energética con 2 tipos de Compsotaje y Lombricultura, un Huerto de Frutillas y diversos almácigos, además de muchos Árboles proporcionados por nuestros amigos de Mi Jardín Vivero y otros.

En algún momento Germina La Florida traspasó sus fronteras y fuimos a parar a Recoleta, donde nos invitaron a ayudar a los Abuelit@s de un hogar de ancianos, realizando con ellos un Huerto para que pudieran cuidar y conectarse con la naturaleza. Fue una experiencia muy grata y muy esperanzadora.

Fue un primer año muy movido, en el que realizamos más actividades de las que pudiéramos haber imaginado ese 18 de Julio de 2013, en el que logramos una muy buena conexión con los habitantes de La Florida, con la Comunidad, logramos que la gente se nos acerara y confiara en nosotros, logramos que la gente se movilizara en contra del accionar asesino del municipio, logramos plantar esa semilla en el corazón de l@s floridan@s, que de a poco va germinando, enterrando fuertemente sus raíces en la tierra, recordando lo que somos y de donde venimos, aprendiendo a respetar la naturaleza y sus procesos, y también creciendo en ramas, haciendo lazos con muchas organizaciones de la florida, construyendo comuna desde abajo, desde la tierra y no desde la cúpula partidista que nunca trabajó la tierra en su vida, la tierra es de quien la trabaja y de quien trabaja con los que trabajan la tierra. Somos Comuna, Somos La Florida, somos algo que ningún alcalde ni concejal podrá siquiera conocer, somos gente de la tierra recordando como sembrar y como vivir en la naturaleza.

Somos Germina La Florida, cumpliendo nuestro primer año y con muchas ganas de seguir adelante para lograr nuestro objetivo: convertir a La Florida en una comuna realmente florida.